El Robo de Identidad

El robo de identidad es un fenómenos que esta creciendo  y para el que no existe una regulación específica y unificada

Nos encontramos ante  el robo de identidad cuando alguien posee o adquiere información de una persona física o jurídica de forma no autorizada con la intensión de cometer fraude u otros delitos, ya sea a través de internet o de otras vías como el robo de correspondencia, robo o perdida de tarjetas bancarias y documentación, robo o perdida  de ordenadores o móviles.  

Según un informe publicado en Febrero de 2011 por el organismo  de estadísticas  europeas, Eurostat,  España encabeza el ranking como país europeo con mayor número de robos de identidad cometidos a través de internet con un 7% de afectados por este tipo de actos.

El robo de identidad es uno de los delitos con mayor crecimiento a nivel mundial.  Actualmente nuestro sistema judicial no cuenta con un precepto legal expresamente regulado para este tipo de sanciones penales, lo que provoca que los juristas ante este tipo de casos tengan que encuadrar el robo de identidad en otras figuras delictivas.

La falta de una regulación especializada unida a la dificultad de identificar a los infractores hace que resulte extremadamente complicado la investigación y resolución de este tipo de casos.

No hay ninguna legislación que regule la información, asistencia y derechos de las víctimas de este tipo de delitos.  Así, una persona a la que le han robado sus datos personales y con ellos se están adquiriendo vehículos o suscribiendo hipotecas, lo primero que necesita es una atención preferente a sus necesidades, el restablecimiento en la situación originaria lo antes posible, y una tramitación preferente de sus solicitudes y reclamaciones administrativas, bancarias o de toda índole que se puedan ver afectadas por el delito padecido.

De esta manera se podrá paliar, o cuando menos reducir, los efectos perjudiciales que para ella se derivan mientras no se pueda acreditar y solventar jurídicamente los delitos por ella soportados.  

Como mantenerse alerta: Controle sus informes crediticios y revise sus estados de cuenta cuidadosamente. Resulta conveniente revisar sus informes crediticios una vez  por año.

Manténgase alerta ante la aparición de otras señales o indicadores de robo de identidad, como por ejemplo:

  •  Si no recibe facturas u otra correspondencia. Si las facturas no le llegan a tiempo, comuníquese con sus acreedores. Una factura faltante podría indicar que un ladrón de identidad se ha apoderado de su cuenta y ha cambiado el domicilio de facturación para cubrir sus huellas. 
  •  Si recibe tarjetas de crédito que no solicitó.
  •  Si le niegan crédito o si le han estado ofreciendo términos menos favorables para  otorgarle crédito, como una tasa de interés más alta sin razón aparente.
  •  Si recibe llamadas o cartas de compañías de cobranza de deuda o de negocios relacionadas a mercaderías o servicios que usted no compró.
Si ha sufrido Robo de Identidad y necesita una respuesta urgente contáctenos: 951 082 338 o escribanos: info@lawyersabogados.es

Compartir en

Te gusta este post?

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)