El Atestado Policial

 El atestado policial en un accidente de tráfico es un documento oficial realizado por la policía judicial en el que constatan las circunstancias en las que se produjo el accidente. En éste se incluyen las declaración de los implicados, las fotos del lugar del accidente y demás pruebas destinadas a establecer todas las circunstancias  tendientes a clarificar las causas del incidente y la descripción de lo ocurrido.

El atestado policial formará parte de la fase instructora ya sea a petición  del interesado o bien de oficio por parte del agente judicial.  En ciertas ocasiones el propio atestado es el que da motivo a que se inicien diligencias judiciales.

Dada su naturaleza oficial, es importante que el atestado sea ratificado durante el juicio. Pudiendo actuar como prueba siempre y cuando se citen a juicio a los agentes instructores del atestado.

Los testigos que no figuren en el atestado suelen tener menor peso a la hora del juicio oral que aquellos que han declarado ante la policía en el momento del accidente y luego se ratifican en la celebración del juicio oral.

El atestado policial tiene gran importancia pues suele ser la base y el fundamento de la decisión judicial que resuelva sobre la culpabilidad de las partes en el caso. Los jueces lo utilizan como instrumento objetivo donde se describen los hechos y el mismo tiene presunción iuris tantum, es decir que el juez presumirá como cierto todo lo que surja del atestado, salvo que expresamente se demuestre lo contrario.

Por ello, si se observan en el atestado deficiencias, imprecisiones o notas inexactas o erróneas que puedan tener relevancia en la decisión judicial del caso, se lo debe denunciar a la brevedad si  no se esta conforme con dicha exposición de hechos.

Para mayor información sobre  Indemnización por Accidentes de Tráfico  puede contactarnos al: 951 082 338 o escribir a: info@lawyersabogados.es

 

Compartir en

Te gusta este post?

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)