Oposición a un Monitorio

El proceso monitorio, es un proceso especial para reclamar deudas dinerarias, determinadas, vencidas y exigibles, que no excedan de 250.000€ y cuando dicha deuda se acredite mediante los documentos firmados por el deudor o con su sello, marca, asi como facturas, albaranes, certificaciones, telegramas, fax o cualquier otro documento creado por el acreedor ( art. 812 y art. 815 LEC).

Presentada la petición por el acreedor, el Secretario del Juzgado admitirá la misma y requerirá de pago o, en caso de duda, sobre los requisitos legales o falta de otros presupuestos procesales lo someterá a la decisión del Juez que se pronunciará sobre la admisión o la inadmisión.

Admitida a trámite la petición inicial, el Juzgado ordenará practicar un requerimiento de pago al demandado para que en el plazo de 20 días pague la deuda reclamada al acreedor. El requerimiento se realizará con apercibimiento al deudor de que, de no pagar ni comparecer alegando razones de la negativa de pago, se despachará contra él ejecución.

Que debemos hacer entonces, si nos han interpuesto un proceso monitorio y hemos recibido requerimiento de pago? Pues bien, si usted ha sido requerido del pago de una deuda, significa que han admitido la pretensión del supuesto acreedor. Ahora bien, no hay que desesperarse,  pues lo bueno de un proceso es que hay 2 partes, una que dice una cosa y la otra que dice otra y en el medio, se encuentra el juez, que de modo imparcial, evaluará lo que diga cada parte y decidirá a favor de la parte que estime tiene mejor derecho, haya fundado su postura y demás circunstancias del caso.

Que hacer entonces? El demandado puede adoptar 2 posturas:

1. Contestar dentro de los 20 días de plazo,

 a)  pagando

 b)  oponiéndose

 

2. No contestar

En este último caso, la consecuencia será que trascurrido el plazo de 20 días el juez  dictara Auto despachando Ejecución.

Hablaremos aquí de la oposición del deudor, quien dentro del plazo de  20 días, podrá presentar un escrito de oposición alegando los motivos de su negativa al pago. La oposición deberá realizarse mediante escrito, indicando sucintamente (de forma concisa) las razones por las que, a su entender, no debe, en todo o en parte, la cantidad reclamada

Cuando la cuantia de la deuda fuese inferior a 2.000€ la asistencia de Abogado y Procurador no es obligatoria. En cuanto a la forma del escrito de oposición tendrá la siguiente esctructura: un encabezamiento, seguidas de las alegaciones para justificar la negativa al pago de la deuda y de un breve suplico.

En cuanto a las formas de oposición, estas pueden ser total o parcial (cuando el acreedor pide una cantidad superior a adeudada).

Si la oposición que se formula es una oposición total a la deuda reclamada, la cantidad  será la que determinará la clase de procedimiento declarativo por cuyos trámites se decidirá la controversia (juicio verbal ó juicio ordinario) y será competente el mismo Juez que conoció del procedimiento monitorio.

Si el deudor no se opone totalmente a la cuantía de la reclamación y limita su oposición a una parte de la misma, el tribunal, a instancia del demandante, podrá dictar de inmediato, auto acogiendo las pretensiones que hayan sido objeto de dicho allanamiento ( o reconocimiento de deuda). 

Una vez formulada la oposición, el proceso deberá seguir, por el cauce del juicio declarativo que corresponda según la cuantía, si ésta no excede de la cuantía propia del juicio verbal –6.000 euros–, el juez convocará a las partes a la celebración de una vista, si la cuantía fuese superior, se la dará al requerido un plazo de 30 días para que interponga la oportuna demanda de juicio ordinario (cuantía superior a 6000€).

Si ha recibido un requerimiento de pago y no reconoce esa deuda, contacte con nuestros abogados para que lo representen: 951 082 338 / info@lawyersabogados.es

Compartir en

Te gusta este post?

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)